Hacer baja y alta de placas de autos directamente en una nueva entidad es algo que se hace de forma continua en México y qué en muchas ocasiones los clientes solicitan. Sin embargo, es importante considerar todos los aspectos antes de hacer esto y así evitar que luego te encuentres con algún inconveniente ya que los estados no se comunican en temas de control vehicular y tu placa quedará “activa” en la entidad de origen.

Aspectos a considerar:

1) En caso de contar con seguro de cobertura amplia y en algún punto se requiera el cobro de este por perdida total o robo (únicamente), en algunas ocasiones las aseguradoras podrían indicar que debe cerrar las placas abiertas para pagarle el auto y si ya pasaron varios años, es probable que le toque pagar las tenencias adeudadas **.

2) En caso de querer emplacar nuevamente en la entidad de origen del auto, para poder hacerlo deberá cerrar las placas abiertas y pagar las tenencias adeudadas**.

3) En autos de modelos recientes para vender a las agencias, por lo general le solicitan dar de baja las placas activas.

** En muchas ocasiones se puede realizar luego una notificación de baja en el estado de origen presentando las tenencias/refrendos pagados del nuevo estado y de esa forma podría evitar pagar los adeudos de los años desde que se cambió.

No siempre los estados de origen validan estos pagos para la baja y en algunas ocasiones debe acudir personalmente el contribuyente.